Google+ Followers

viernes, 19 de diciembre de 2008

Noticias

La Muestra de Teatro Contemporáneo de la UC y Obra Social de Caja Cantabria recibe al vanguardista Pippo Delbono

La Muestra Internacional de Teatro Contemporáneo, organizada por el Aula de Teatro de la Universidad de Cantabria y la Obra Social de Caja Cantabria, continúa su marcha. Esta vez lo hace con 'Cuentos de junio', del vanguardista Pippo Delbono,

Sida, homosexualidad y budismo son tres asuntos claves en la obra que, junto a fragmentos de otros espectáculos suyos, marcan la perspectiva política de la vida de Delbono.

En 'Cuentos de junio', espectáculo representado en castellano, Pippo realiza un retrato del artista tremendo; un monólogo nutrido de vivencias que se cruzan y se reproducen al modo de cajas chinas, de sentimientos e impresiones, crítica social e interpelaciones al público, que se articula en una estructura cohesionada.

La presencia en Santander de Pippo Delbono es un acontecimiento, pues este autor, actor, director de teatro y cine y narrador innato, es uno de los más importantes creadores de la actual escena teatral europea.

Artista imprescindible de la vanguardia escénica internacional, artífice del denominado "Teatro de la Rabia", se trata de uno de los nombres más importantes que han pasado por las 19 ediciones de la muestra Internacional de Teatro Contemporáneo y por las programaciones de Cantabria.

Pippo Delbono, actor, autor y director de teatro y cine, nació en Varazze (Liguria-Italia) en 1959. Ha estudiado la relación entre el teatro y la danza, y, en particular, los principios del teatro asiático y ha recibido formación en el Teatro Odin en Dinamarca.

A finales de los 80 fundó su propia compañía, con la que ha creado todos sus espectáculos, desde "Tiempo de asesinos" (1986) a "Gente de plástico" (2002), presentados en Italia, Francia, Alemania, Suiza, España, Bélgica, Portugal, Polonia, República Checa, Serbia y Montenegro, Albania, Bosnia, Egipto, Irak, Cuba, Argentina, Canadá, Brasil, Venezuela, México y Perú, entre otros países.

Sus textos teatrales han sido publicados por ediciones Ubulibri y Pippo Delbono, y "Mi teatro", en Actes Sud. Su espectáculo "Barboni" recibió el premio UBU en 1997; "Guerra", el de la crítica italiana en 1998, y "Gente de plástico", el Olimpo de Teatro en 2003.

Lejos de esforzarse por conseguir actores de renombrada reputación y por crear un espacio más para las representaciones tradicionales, ha preferido trabajar con actores no profesionales: internos del manicomio italiano de Averes, donde desde 1997 se ha dedicado a realizar talleres de interpretación.

De acuerdo con la idea de lo que para él debe ser un actor, se ha dedicado más al trabajo físico que al psicológico, en contra de la tendencia convencional que se viene observando en Europa, una posición que le lleva incluso a situarse más cerca del teatro oriental que del occidental.

Como él mismo sostiene, "se trata de una cosa distinta al neorrealismo italiano (...) para estar vivo, el teatro debe tocar la vida de cada uno y su relación con otras personas (...) busco un elemento distinto, un distinto modo de ser actor sobre el escenario, otro camino que no es el psicológico". La experiencia con la clase de trabajo que propone contempla exigencias que no dejan espacio para la improvisación, por lo que afirma: "Para mí no existe la improvisación, es otra la realidad que nos sale del alma".

No hay comentarios: