Google+ Followers

miércoles, 24 de junio de 2009

Autodisciplina

El Maestro Sensei levantó los brazos y exclamó:
- ¡AUTODISCIPLINA!
- Querido maestro, ¿es tan importante que me autodiscipline si quiero ser actor?
- Disciplinarse es la manera de colocarse en actitud de discípulo.
- No lo comprendo, querido Maestro Sensei.
- No lo comprendes porque tú eres un alumno de teatro, no mi discípulo.
- Sigo sin comprenderlo, ¿cuál es la diferencia?
- El discípulo es aquel que está en condiciones de aprender, sólo entonces puede aparecer el maestro.

Acto seguido, el Maestro Sensei repartió entre todos los asistentes el siguiente texto.

"Cuando hablamos de la disciplina pensamos enseguida en el sargento que le da órdenes a un soldado. La disciplina no debe imponerla el Director o la Profesora de Teatro. Lo ideal es que el actor o actriz llegue a autodisciplinarse. Ahora bien, esto no es castigarse por no haber hecho lo que había que hacer. Si cometes un error, debes hacer algo inmediatamente para corregirlo. La disciplina debe ser asumida por el/la practicante de manera voluntaria para favorecer su propio desarrollo.

La disciplina en teatro es comprender la esencia de la actividad que realizamos y favorecer la mejor concreción de la tarea. Estamos hablando de la disciplina como actitud. Esa actitud es la que nos prepara para ensayar con los compañeros y estar predipuesto a compartir un trabajo expresivo. Es llegar a la hora fijada aunque los otros lleguen más tarde y es también no faltar a la cita, ya que siempre se es imprescindible en una tarea colectiva.

Disciplina, desde esta óptica, es hacer un calentamiento aunque los demás no lo hagan, es traer los útiles y objetos de trabajo, es preparar el ámbito, descubrir si el suelo está sucio, detectar si hay cambios en el espacio y su mobiliario. Es, también, traer siempre ropa de trabajo y cambiarse con tiempo en el vestuario, viviendo este momento como una transición que predispone para la tarea.

Disciplina es concentrarse en el ensayo, prestar atención, no romper el ámbito, no distraerse, no bromear a destiempo y ayudar a que se cumplan los objetivos propuestos para ese día.

Disciplina es guardar los materiales del espectáculo una vez terminado el ensayo. Antes que nada. Antes de preocuparse por otras cosas, antes de volver a vestirse de calle. Para que mañana se puedan encontrar en su lugar y para reparar aquello que se haya roto.

Disciplina es saber que no hay ninguna justificación para no cumplir con lo antedicho. Cuando detectamos alguna excusa es señal de que todavía no hemos comprendido la esencia de la actividad teatral o que el ego no permite tener la humildad suficiente para compartir adecuadamente con otros una disciplina"

Disciplina es ayudar en la escenografía y pintar si hace falta o lijar y reparar lo que está roto.Disciplina es ayudar a crear un ambiente de trabajo, es no poner malas caras ni gritar, ni enfadarse cuando las cosas no salen todavia, disciplina es tener paciencia con el proceso creativo, disciplina es no escaquearse de la tarea cuando los demás están ocupados.

El alumno que había hecho las preguntas se marchó cabizbajo y estuvo pensando durante algún tiempo. Finalmente decidió abandonar las clases. Actualmente trabaja en la empresa de su padre y algunas veces publica críticas teatrales en un periódico de tirada provincial. Se casó hace un mes y prefiere ir al cine que al teatro.

Si no tienes voz, grita. Si no tienes piernas, corre. Si no tienes ganas, inventa. Porque recuerda que todo gran fuego empezó por una pequeña chispa.


El actor creativo/La actriz creativa
Jesús Jara - Alfredo Mantovani

No hay comentarios: